viernes, 4 de marzo de 2011

Tapas, potes y frascos


Desde que Ana es chiquita guardamos algunos potes de queso crema, vasos de yogurt o de postrecitos, frasquitos de los yogurts para beber, tapas de leche La Serenísima (hay verdes y coloradas, según si las botellas son de leche entera o descremada), frascos de shampoo, de crema, etc. Los lavamos muy bien y jugamos con todo ese material de descarte.

Siempre tenemos algunos potecitos en la cocina para jugar a cocinar y a comer. Ahora también pasaron al comedor, donde jugamos al supermercado junto con frutas de plástico o de tela. Las tapas de colores las teníamos en la cocina y nos ayudaban a “calmar a la fiera” mientras se hacían los fideitos o la polenta cuando Ana aún no se quedaba quieta mientras cocinábamos.

El tema shampoo y crema es un boom. Nos ponemos crema y jugamos con las partes del cuerpo y ahora, la novedad, es que Ana se quiere bañar SOLITA. Entonces tenemos un par de shampoo en el baño. Uno (lleno) uso yo, y el otro (vacío), lo usa ella antes de jabonarse realmente solita.

Es un pequeño consejo que tiene mucho éxito entre los amigos de Ana que visitan nuestra casa.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Si todavía no te llega, podés recibir Chicos y Papás en tu correo electrónico. Tenés que completar tu mail y poner las letras que aparecen (capcha). Luego te llegará un correo electrónico a tu casilla para que confirmes la suscripción y listo. Suscribite aquí a Chicos y Papás
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario